4 funcionarios detenidos por el desvío de fondo en Educación

La Justicia ordenó la detención de 4 funcionarios por desviar 300 mil pesos por mes de la partida de combustible. Además, un cómplice se suicidó

Una moto BMW 700 de 15 mil dólares, estacionada en un chalet de Gonnet valuado 400 mil dólares, una lancha con comodidades de yate, selfies en la Torre Eiffel, el Coliseo de Roma o el Big Ben. “Felicitaciones ustedes se lo merecen”, dijo la joven en Instagram cuando al papá y a la mamá se les empezaba a cumplir el sueño de dar la vuelta al país en una impactante motor home 0 kilómetro.

En la Justicia no pensaron así. Las sospechas por el funcionamiento de un organización que se llevaba unos 300 mil pesos por mes de la partida de combustibles, condujeron a los protagonistas de esos bienes y vidas de lujos, difíciles de compatibilizar con sueldos que rondan entre los 30 y 70 mil pesos: ayer en medio de un megaoperativo con seis allanamientos en La Plata, Berisso y Ensenada, fueron detenidos dos jefes de departamento de la Dirección General de Cultura y Educación, bajo la acusación de asociación ilícita y malversación de fondos asignados al combustible de vehículos oficiales.

En esa maniobra también están señalados como piezas clave dos directores, que presentaron un pedido de eximición de prisión antes de que los visite la Policía.

Según informó el Ministerio de Seguridad, los funcionarios detenidos son los jefes del Departamento de Combustible y Automotores, Gustavo Chiramberro y Diego Burgos.

El procedimiento policial, que se llevó buena parte de la jornada, también alcanzó las residencias del director de Servicios Generales, Néstor Osvaldo Casado y la del subdirector de Transporte Terrestre, Horacio Mankowski.

Estos dos últimos funcionarios ya estaban bajo la lupa del fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta y la cartera educativa los

suspendió en sus funciones a principios de mes.

Según la investigación del fiscal, los cuatro formaban parte de una organización delictiva junto a Walter Cejas, el playero de la estación de servicio Axion situada en 44 y 31 de La Plata, que fue detenido -indicó la Policía- en un control vehicular en la Ruta 36, el pasado 24 de abril.

La estación de servicio Axion situada en 44 y 31 de La Plata

Era de noche y conducía una camioneta Jeep Grand Cherokee con su hijo, menor de edad, en el asiento del acompañante.

Los policías lo vieron nervioso y sospecharon.

Al empleado se le cayeron 15 tarjetas de débito de la billetera, indicaron los efectivos. Le revisaron el auto y encontraron 50 mil pesos en efectivo.

Al día siguiente, luego de que Condomí Alcorta advirtiera que las tarjetas eran de las que usaban los choferes de Educación para debitar el importe de la carga de combustible, el encargado de la estación se disparó en la cabeza dentro de uno de los sanitarios de ese comercio.

Una fuente de la investigación calculó que mediante una maniobra de fraude se podrían haber desviado alrededor de 300 mil pesos por mes. El circuito, se calcula, habría funcionado durante 7 años por lo menos.

Incluso se pudo saber que varias de las tarjetas corresponden a autos que no estaban en funcionamiento, ya que habían sido dados de baja y guardados en galpones.

Según fuentes judiciales, esas operaciones no podrían ser realizadas sin el aval de otros funcionarios jerárquicos del área, ya que se debían presentar comprobantes y rendir gastos.