El sábado 20 de enero por la mañana, el sistema 911 recibió el llamado de un vecino que denunció el hallazgo de un proyectil enterrado en su casa de la calle Cavassa, en la localidad de Caseros.

En consecuencia la Municipalidad de Tres de Febrero activó un protocolo de emergencia y se hicieron presentes en el lugar los equipos de la Brigada de Explosivos, Defensa Civil, Policía, Bomberos y Tránsito.

En el domicilio denunciado se encontró un proyectil de artillería de 127 mm. con espoleta de tiempo, perteneciente a la Armada.

A causa del avanzado estado de oxidación del material militar, todavía no se pudo determinar si es de ejercicio o posee explosivo.

La fiscalía a cargo determinó trasladar el proyectil hacia Campo de Mayo, para destruirlo en un predio abierto y preparado.

Fue transportado en un camión blindado, especialmente diseñado para trasladar material explosivo. Preventivamente y para seguridad de la comunidad, las autoridades evacuaron a los vecinos de las casas aledañas mientras retiraban el proyectil del lugar.