Continúan los avances de la obra del túnel de Sarratea y las vías del Ferrocarril General Belgrano Norte, en Boulogne. Ayer por la tarde se colocó hormigón en los puentes carreteros que fueron construidos recientemente.

“Esto es un avance muy grande que ratifica la obra y acelera los tiempos. Una vez que se termine facilitará la circulación a miles de personas diariamente y levantará mucho la zona”, afirmó el intendente Gustavo Posse.

El secretario de Obras Públicas, Bernardo Landivar, explicó: “Los puentes carreteros, dimensionados con estructura metálica y que soportarán peso de camiones y vehículos de transporte público, comunicarán las dos colectoras del futuro túnel con la calle Lebensohn”.

Además, paralelamente se han renovado las veredas en toda la extensión de esta avenida, límite entre San Isidro y San Martín.

Este paso bajo nivel, el número 12 de San Isidro, es la culminación de los trabajos anteriores en Sarratea que contemplaron la repavimentación (con pavimento de alta calidad), desagües para evitar inundaciones, y nuevas luminarias LED.