El pacto fiscal por el Presupuesto 2019 le costará unos 37 mil millones de pesos a Buenos Aires, que será así una de las provincias más perjudicadas por el ajuste previsto para el año próximo y que el ministro de Economía Nicolás Dujovne presentó ayer formalmente en el Congreso.

Junto a Santa Fe, Córdoba, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el distrito gobernado por María Eugenia Vidal integra el lote de provincias que en términos absolutos cederán más recursos para que el gobierno nacional haga frente al compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reducir el déficit. En el otro extremo, Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz y Chubut resignarán menos fondos.

Según estimaciones y proyecciones en base a las cifras oficiales, el recorte del gasto para las provincias significará que Buenos Aires deberá resignar 37.357 millones de pesos entre subsidios al transporte, la caída del Fondo Sojero, y la trasferencia de la tarifa social de agua y luz, los tres ítems principales acordados para el ajuste en las provincias.

La estimación fue realizada tomando las cifras de cada uno de los ítems correspondientes al año en curso, por lo que deberían ajustarse con la cifra de inflación proyectada para 2019 por el gobierno, que es del 23 por ciento.

Los términos del ajuste fueron plasmados en el proyecto que presentó Dujovne y acordados en el encuentro que mantuvo la semana pasada el presidente Mauricio Macri con los gobernadores, con el ansiado déficit cero como meta central.

En términos de esfuerzos, el distrito que gobierna María Eugenia Vidal deberá ceder por la eliminación del Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero), como todo el resto de las jurisdicciones. Pero además, sufrirá un fuerte impacto por las transferencias de los subsidios al transporte, que hasta ahora paga Nación pero derivará a las provincias en el presupuesto 2019.

La suma de los recursos que Nación dejará de transferir a las provincias muestra que Buenos Aires resignará $37.357 millones; la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, $31.542 millones; Córdoba, $7.890 millones, y Santa Fe, $7.684 milllones.

Siguiendo la cuenta en términos nominales, los distritos que menos perderán son La Pampa, con 170 millones de pesos; Tierra del Fuego, $558 millones; Santa Cruz, $608 millones y Chubut, 988 millones de pesos.

Subsidio al transporte

El presupuesto del próximo año también contemplará la decisión del gobierno nacional de dejar de distribuir entre las provincias el subsidio al transporte.

En este ítem, Buenos Aires será una de las más perjudicadas aunque el ranking lo encabeza CABA, que 23.910 millones de pesos en este concepto el año próximo.

El distrito gobernado por Vidal aparece en el segundo puesto con 21.768 millones de pesos, seguido por Córdoba, con 3.388 millones de pesos.

La tarifa social eléctrica es otro de los ítems que Nación ya no cubrirá y dejará en manos de la provincias.

Por este concepto, Buenos Aires y la Ciudad Autónoma también serán de las que más pierdan, junto a Córdoba, mientras que Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego, las que menos cedan del total.