¿Cómo posicionarse y diferenciarse en un entorno altamente competitivo?

Una visión desde la relación con nuestros Clientes y su fidelización. Por Juan Ángel Nuti - Transparentis Comercial

Por Juan Ángel Nuti – Transparentis Comercial

Estoy plenamente convencido que, en la búsqueda de posicionarse y diferenciarse en un entorno altamente competitivo, la mejor estrategia inicial para comenzar a definir como trabajar sobre la relación con nuestros clientes y de qué forma fidelizarlos, es hacer una profunda introspección y buscar respuestas a los siguientes interrogantes:

  • ¿Qué hace que alguien elija nuestros productos o servicios sobre el resto de la oferta existente en el mercado?
  • ¿Por qué nos eligen a nosotros, por sobre el resto que brinda lo mismo que nosotros?
  • Una vez que nos contratan ¿Qué es lo que hace que sigan contratándonos?
  • ¿Cuál es nuestro verdadero Diferencial?

Y seguramente algunas preguntas más que irán surgiendo a medida que se vayan respondiendo estas iniciales.

Pero este, como dije, es un trabajo meramente individual que les dejo para que cada cual lo ejercite y así poder concluir en función de las respuestas; que arroje dicha introspección qué cosas se están haciendo bien y cuáles no tanto, para seguir adelante con las que se hacen bien y poder corregir las otras.

Desde mi punto de vista, hay valores ineludibles, al momento de pensar en fidelizar clientes:

  • Ser capaces de dar lo que nuestra competencia no da y que los clientes están esperando recibir
  • Humanizar o personalizar lo más posible la relación con nuestros clientes
  • Entender que además de parecer, hay que Ser, honestos, auténticos y transparentes, manejándose constantemente con la verdad
  • Ver y tratar a nuestros clientes como personas, y no solamente como quien paga nuestros honorarios

Ahora bien, una vez trabajados los conceptos precedentes, surgidos de la introspección sugerida, y sumar los valores mencionados, es hora de ver y analizar el contexto de coyuntura socioeconómica, en el que desarrollamos nuestra actividad económica y así tener el espectro amplio para dar curso a las acciones o estrategias adecuadas para alcanzar los objetivos definidos.

Por último y para concluir, les dejo planteado los siguientes interrogante, retóricos, adicionales:

  • ¿Cuándo fue la última vez que le deseaste feliz cumpleaños a un cliente?
  • ¿Cuándo fue la última vez que compartiste un café, porque sí, con un cliente?