Doce costosos camellos fueron descalificados de un concurso de belleza en Arabia Saudita luego de que sus dueños trataran de mejorar su apariencia empleando botox.

Miles de camellos participan en el Festival de Camellos Rey Abdulaziz, donde son juzgados por detalles como la forma de sus labios y jorobas.

Pero los jueces se sintieron obligados a intervenir cuando descubrieron que algunos dueños habían hecho trampa para tratar de hacerse con los cuantiosos premios en efectivo que se reparten todos los años.

El festival, que también incluye carreras de camellos así como degustaciones de leche, reparte premios por un total de 57 millones de dólares.

Según Ali Al Mazrouei, el hijo de un importante criador de camellos de los Emiratos, el botox fue aplicado en los labios, nariz e incluso en la mejilla de una docena de animales, según reportó el sitio de noticias The National.

“Inflama la cabeza, así que cuando llega el camello la gente dice: ‘¡Oh mira qué grande es la cabeza; tiene labios grandes, una nariz grande!'”, dijo.

Los jueces también evalúan la ubicación de las jorobas, la musculatura de sus cuerpos y la apariencia de la boca.

Antes del festival, medios sauditas ya habían reportado que un veterinario había sido atrapado practicando cirugías plásticas en camellos, las que incluían inyecciones de botox y reducción de orejas.

Las autoridades sauditas se toman el festival muy en serio, como el jurado Fawzan al-Madi que destacó que el camello es “un símbolo de Arabia Saudita”.

El concurso de belleza de camellos fue celebrado por primera vez en 2000 y el año pasado fue trasladado desde una remota área desértica a una arena permanente en la capital, Riad.