Los maestros de la provincia de Buenos Aires realizarán la cuarta huelga del año este miércoles, tras rechazar el viernes pasado una nueva propuesta de aumento salarial efectuada por el gobierno de María Eugenia Vidal en la reunión paritaria.

Esa oferta incluía un aumento salarial del 10 por ciento para el primer semestre de este año, más un reconocimiento por presentismo de hasta 3 mil pesos por maestro para ese período, y proponía abrir nuevamente las paritarias en julio.

De acuerdo con el gobierno provincial, los dos anticipos a cuenta de paritarias -el que se pagó a comienzos de abril del 5 por ciento y el propuesto el viernes- elevarían en 3250 pesos el salario del docente que gana menos de 15 mil, y en 8125 pesos a los que ganan más de 30 mil.

Sin embargo, los gremios la rechazaron por considerarla insuficiente y convocaron al paro. En ese sentido, la secretaria adjunta del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Laura Latorre, confirmó hoy la medida de fuerza en declaraciones radiales.

“La plata está, hay que distribuirla de otra manera porque salud y educación son políticas en las que hay que invertir”, sostuvo. Y evaluó que “el paro es la resultante de lo que no pasa en la mesa paritaria, estamos abiertos al diálogo siempre que nos llamen”.

“La gobernadora Vidal habla de ‘intencionalidad política’ (de los gremios). Ellos tienen que saber que discuten salarios no con un grupo de dirigentes (sindicales), sino con 270 mil docentes. ¿Querrá decir ‘intencionalidad política salarial’? Sí, queremos mejores sueldos”, dijo Latorre.

Al respecto, el ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, afirmó hoy en declaraciones a radio Mitre que se hizo “una séptima propuesta el viernes de acortar una paritaria a este primer semestre”, donde se ofreció un 10% de aumento para el primer semestre y un plus por presentismo.
“Para nosotros es clave incluir el presentismo en la propuesta paritaria porque hay muchos chicos a los que les cambian muy seguido los docentes. Queremos priorizar a los docentes que van (a trabajar)”, explicó.

Agregó que trabajan para que el miércoles “las escuelas estén abiertas, sobre todo los comedores escolares” y planteó que “en los dos últimos paros que hicieron, hubo bajo acatamiento”.

“Esperemos que funcionen las escuelas con toda la normalidad posible”, concluyó el funcionario.