Tras una investigación de la División Trata de Personas de la Policía Federal, se allanó, en Caseros, dos empresas dedicadas a la fundición de plástico para rescatar a 23 personas que eran víctimas de explotación laboral.

22 adultos y 1 menor de edad eran sometidos a extensas jornadas en ambientes con altos grados de polución y contaminación ambiental. Al margen de las malas condiciones de seguridad e higiene.

Luego de arrestar a los responsables (dos mujeres y un hombre), los uniformados incautaron máquinas extrusoras e inyectoras, materias primas de la industria plástica, documentación de las propiedades, vales de adelanto de dinero y planillas de horario de las víctimas de trata, entre otros elementos que permitirán estudiar nuevas conexiones.

La División Trata de Personas encabezó un procedimiento integral en el que participaron especialistas del Programa de Rescate y Acompañamiento del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, además de funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, AFIP y la Municipalidad de Tres de Febrero.