Esta mañana, el juez penal subrogante Néstor Barral levantó la medida cautelar que pesaba sobre las operaciones aéreas en el aeropuerto El Palomar, que limitaba a seis vuelos diarios.

De ahora en más, se habilita a que tanto Flybondi como cualquier otra compañía puedan operar los vuelos que deseen desde esa pista.

Recordemos que el pasado 10 de enero, la jueza federal de San Martín, Martina Forns, había dictaminado que El Palomar no podía empezar a utilizarse como aeropuerto comercial hasta que Aeropuertos Argentina 2000 (flamante explotador de las instalaciones) presente el estudio de impacto ambiental, instancia que fue salvada en parte con un nuevo dictamen emitido el 1 de febrero que autorizó el inicio de los vuelos, pero con un límite de 77 operaciones mensuales, o bien 6 diarias (tres despegues y tres aterrizajes), llamando además a una audiencia pública que tuvo lugar el pasado 28 de marzo de la cual se pudo rescatar muy poco (cada lado se enfocó en sus convencidos).

Si bien Flybondi pudo iniciar sus vuelos regulares el 9 de febrero, la limitación de la cantidad de operaciones diarias cuando ya tenía en marcha un ambicioso plan inicial de destinos desde El Palomar trajo aparejados múltiples inconvenientes a la low cost, al tener que operar virtualmente con dos bases en Buenos Aires: El Palomar y el Aeroparque Jorge Newbery.

Destinos como Corrientes y Jujuy vieron retrasado el inicio de sus operaciones regulares.

“La resolución judicial sobre el Aeropuerto El Palomar nos parece realmente muy positiva para la compañía y todo el sector aercomercial, pero sobre todo para nuestros pasajeros que se vieron afectados por las múltiples complejidades operativas que generó la restricción de vuelos” expresaron desde Flybondi.

“A partir de esta definición iniciaremos un proceso de estabilización de nuestras operaciones que nos permitirá mejorar la oferta y la calidad de servicio con el objetivo de que cada día más personas puedan tener acceso a viajar con los precios más bajos del mercado” dijo la empresa.

El proyecto para El Palomar

El gobierno nacional tiene previsto invertir 1600 millones de pesos para transformar El Palomar en el primer aeropuerto low cost de nuestro país.

A fines del año pasado y principios de este, se invirtieron 209 millones para poner en valor la terminal existente y sus accesos.

En una segunda etapa, prevista a partir de julio, se modernizarán los hangares militares, los cuales tendrán dos plantas en las que se sumarán comercios, terminales de check-in automatizadas, cintas manuales para despacho de equipajes, áreas de Aduana y Migraciones.

La tercera etapa comprende la construcción de una nueva terminal en el sector suroeste del predio, con capacidad para recibir hasta un millón de pasajeros al año.