A unos 56 kilómetros de la capital cordobesa; a 25 de la localidad de Alta Gracia y a 15 de Despeñaderos, está José de la Quintana; un lugar ideal para aquellos que busquen descansar y disfrutar de los hermosos paisajes que ofrece el corazón de la Argentina. Un pequeño pueblo medieval, de casonas antiguas que recuerdan los orígenes del lugar y resisten el paso del tiempo.

José de la Quintana mezcla a la perfección lo histórico y lo moderno en medio de un valle turístico lleno de sorpresas, que lo convierte en una excelente alternativa para aquellos que busquen tranquilidad y que disfruten de los lugares sencillos.

Los visitantes podrán recorrer sus calles de tierra, angostas y arboladas, los paisajes de formaciones serranas, los ríos de aguas cristalinas, su fauna y la frondosa vegetación que recubre algunas zonas.

Quienes disfruten de la vida cultural de los pueblos argentinos, hay peñas folclóricas, ferias con productos regionales y actividades teatrales al aire libre. La Quintana, como se lo conoce entre los vecinos de la zona, no tiene autoridades institucionales; tiene una cooperativa hidroeléctrica, servicio comunitario de Internet, una radio comunitaria, un jardín de infantes, escuela primaria y una particular institución secundaria: la primera especializada en minería en el país.

¿Qué visitar?

A 35 minutos, se encuentra el Dique Los Molinos; uno de los embalses que tiene en su estructura un murallón que provoca un gran espejo de agua cristalino, con una profundidad máxima de 57 metros. Y para aquellos que quieran pasear un poco más, promediando una hora y media de viaje está el Dique Nivelador La Quintana; construcción que recibe las aguas del Dique Los Molinos a través de un viaducto de cuatro kilómetros, que atraviesa las sierras. Para los amantes de los deportes náuticos, es el lugar adecuado. También se pueden recorrer sus pulperías o realizar cabalgatas.

¿Dónde hospedarse y cómo se llega?

Se puede llegar en auto o en colectivo desde Alta Gracia o Despeñaderos; hay una sola empresa que tiene el servicio y cuenta con 10 horarios por día. Sin embargo, no hay transporte directos desde Córdoba Capital.

Para alojarse, el pueblo cuenta con cabañas y casas en alquiler, ideales para grupos familiares o para ir con amigos. Sin dudas, un lugar recomendado para cortar la rutina y hacer una escapada a las sierras cordobesas.