Matías Notti, un corredor mendocino de 42 años, se acercó al Laboratorio de Biomecánica, Análisis del Movimiento y Rendimiento Humano del Centro Asistencial Universitario (CAU) de la UNSAM, único espacio universitario del país dedicado al análisis funcional de la biomecánica y el movimiento humano, para ser asesorado por profesionales del deporte y mejorar su rendimiento de cara a la próxima competencia del Dakar.

Para ganar el tradicional rally raid los pilotos deben enfrentar grandes desafíos: diez días consecutivos de carrera en terrenos de difícil acceso (arena, barro o rocas) y temperaturas extremas que van de 0 a 50 grados. En ese marco, el cuidado físico de los competidores es fundamental: la hidratación, la alimentación, el descanso y el entrenamiento físico previo son necesarios para prevenir accidentes durante la travesía.

Consciente de eso, Notti decidió acercarse al CAU en busca de especialistas que pudieran evaluar su estado, elaborar un diagnóstico para la optimización de su rendimiento y generar un entrenamiento que le permita llegar en mejores condiciones a la competencia.

El director del Laboratorio, Gustavo Represas —doctor en alto rendimiento deportivo especializado en biomecánica aplicada al deporte de alto rendimiento y director de la Licenciatura de Educación Física de la UNSAM— realizó junto con el equipo de especialistas del CAU una evaluación biomecánica del deportista.

En una primera etapa, el equipo de Ortesis y Prótesis realizó una medición de las presiones plantares y de los movimientos del corredor descalzo. Luego se capturaron los movimientos producidos por el piloto ya calzado y equipado con las botas, el casco y otros accesorios de seguridad utilizados en la competencia.

Mediante la utilización de cámaras infrarrojas, marcadores, un software especial y un sistema de plantillas digitales fue posible comparar ambas instancias.

Dichos estudios permiten que el deportista gane estabilidad y control en los movimientos específicos volviéndose más eficiente en la prevención de las caídas en terrenos de difícil tránsito como los que se presentan en el Dakar.

De la evaluación participaron Gustavo Represas; Daniel Kogan, director del Área de Ortesis y Prótesis (ICRyM); Daiana Pereyra Casado y Ana Toscano, ambas del Área de Ortesis y Prótesis; y Juan Holzmann, estudiante avanzado de la Licenciatura en Educación Física.