El concejal de Con Vocación por San Isidro, Manuel Abella, cuestionó al presión tributaria del gobierno del intendente Gustavo Posse, ya que según sostuvo en lo que va del año aumentó las tasas municipales en un 26,6%.

“Terminaron las elecciones y Posse sube las tasas otra vez”, remarcó el edil y dio cuenta que el gobierno local, en noviembre, aumentó 4,8% respecto al mes anterior.

“Con esto en el 2017, ya aumentó 26,6%, y supera la inflación”, enfatizó el concejal de ConVocación por San Isidro y notó que “si comparamos lo que vamos a pagar en todo el 2017, es un 35% superior a lo que pagó en el 2016, mientras que la inflación promedio no supera el 25%”.

Ante ello, Manuel Abella advirtió que “Es tiempo de frenar este aumento de tasas. Consideramos que se puede bajar el gasto político siendo más eficiente y creativo, y así dejar de exprimir al contribuyente”.