La gobernadora María Eugenia Vidal dispuso por decreto modificar el rango del personal policial y penitenciario a partir del cual los empleados deberán presentar su declaración jurada anual de bienes patrimoniales, por lo que ahora se sumarán nuevos agentes a ese grupo.

Deberán presentar su declaración en formado digital los uniformados de la Bonaerense a partir del rango de oficial inspector o equivalente, así también como el personal de menor jerarquía que se encuentre a cargo de una comisaría y la totalidad de los que presten servicios en la Superintendencia de Drogas y Crimen organizado, indistintamente de su jerarquía.

En el servicio penitenciario deberán presentar las DDJJ a partir del rango de alcaide y también aquellos que teniendo una jerarquía inferior estuvieran a cargo de una unidad penitenciaria o una alcaidía.

En todos los casos la presentación debe realizarse en formato digital antes del 31 de octubre y según los datos oficiales, la modificación dispuesta por el gobierno amplia hasta 55 mil el número de funcionarios que deberán cumplimentar este requisito.

Además, a partir de ahora se deberá incluir en la declaración jurada los antecedentes laborales y profesionales completos de los últimos dos años, incluso aquellos que no hubieran sido remunerados. Desde el gobierno remarcaron que los cambios están a tono con el objetivo de alcanzar una mayor transparencia en la gestión del empleo público.