“Este aparato revolucionó la oftalmología. Hay un antes y un después para muchas enfermedades oculares. Por eso, la incorporación de este láser es un gran avance para el Hospital Central de San Isidro; ya que puede curar, mitigar y evitar que una patología deje ciego a un paciente”, explicó la Jefa del Servicio de Oftalmología, Nora Bruno.

La nueva adquisición, es un equipo con tecnología de última generación que sirve para el tratamiento y prevención de complicaciones oftalmológicas y pocos hospitales de la provincia lo poseen.

El médico oftalmólogo Pedro Piantoni sumó que el equipo sirve para pacientes con diabetes, glaucoma, desprendimiento o desgarro de retina, ruptura de la membrana y se usará en cirugía para otras patologías de origen vascular.

“Este equipo nos permite prevenir y tratar enfermedades que te dejarían en la ceguera. Hay sólo dos hospitales en la Ciudad de Buenos Aires que lo tienen (Santa Lucía y Lagleyze); en Provincia somos uno de los pocos hospitales que lo tenemos en forma gratuita para los vecinos de San Isidro”, enfatizó Piantoni.

Con este láser en 20 o 30 minutos –ejemplificó- se puede solucionar una alteración en la vista que sufra algún paciente con diabetes y evitar que pierda la visión. En el caso de un tumor ocular este aparato genera una barrera alrededor del tumor, secándolo y evitando así su diseminación.