El padre Pepe contra el aborto: es un “genocidio” impulsado por el FMI

El padre Pepe, José María Di Paola, referente de la pastoral en las villas de emergencia y cuya obra de centraliza en La Carcova de José León Suáres, expuso hoy en la décimoquinta jornada de audiencias en Diputados por las leyes para despenalizar el aborto, en la que vinculó esa práctica, a la que calificó como “genocidio” y “muerte con receta”, con las políticas instrumentadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Somos muchos los que trabajamos en el campo popular y no podemos dejar pasar por alto dos hechos que sin duda están íntimamente vinculados y que se ha querido mostrarlos, con campañas mediáticas fuertes, como independientes, inconexos entre sí”, observó.

El cura villero sostuvo que “no es inocente que este año se instale el aborto desde la política para acercarse a aquel que lo promueve en todo el mundo: el FMI”, organismo internacional con el que el Gobierno nacional está negociando un crédito.

“Señores legisladores: a muchos de ustedes los veo preocupados y manifestándose contra el FMI y al mismo tiempo inclinándose a aprobar una de sus mayores exigencias, el aborto. Controlar quién nace y quién no en los países que deben acatar sus normativas. Les ruego no caer en la hipocresía”, pidió.

Tras recordar que John Davison Rockefeller, quien desde su fundación ha apoyado, promovido y financiado las campañas pro aborto en el mundo entero, incluyendo la Argentina, señaló que “en los escritos de su fundación encontramos los mismos argumentos” que hoy se utilizan en el país.

“Aborto es sinónimo de FMI le guste o no al mundo conservador que no ve con malos ojos que los pobres tengan la menor cantidad de hijos o que no los tengan y también al mundo pseudoprogresista que levanta las banderas de una presunta libertad de las mujeres para disponer de su cuerpo, pero que sabe que este genocidio además es inspirado y promovido por el Fondo Monetario Internacional”, aseveró.

“Hablar de aborto ahora es sorprendente ya que en el 2015 se sentó jurisprudencia sobre que hay persona desde la concepción y en el embrión, mientras se aplaudía la valiente decisión también de extender la Asignación Universal al Niño por Nacer. No pueden olvidar esto, señores diputados, es verdad que no se hablaba de FMI”, agregó.

El padre Di Paola insistió en advertir que “aborto es sinónimo de muerte con receta” y citó la posición sobre el aborto del ex presidente de Ecuador Rafael Correa, el actual mandatario boliviano Evo Morales y el fallecido comandante venezolano Hugo Chávez.

“¿Será que muchos legisladores y funcionarios preocupados por el tema social ya se hayan resignado y dejaron de buscar soluciones reales para las mujeres pobres en la dura vida que llevan, en los pequeños niños abandonados o subsumidos por el narcotráfico o la preocupación valiosa de los famosos NI-NI (jóvenes que Ni estudian, Ni trabajan)?”, preguntó.

“En América Latina resuena el famoso grito de ‘No Matarás’ de monseñor Romero obispo mártir de El Salvador cuando exhortaba a los militares a no reprimir a su propio pueblo y con el mismo fervor agregaba: “Si sentimos la represión, porque nos mata a jóvenes y gente que ya es grande, lo mismo es quitar la vida en las entrañas de la mujer. También el niño en las entrañas es un hombre que con el aborto es asesinado”, añadió.

El sacerdote aseveró: “FMI es aborto y hay diputados que quieren lo que ya se da en nuestras Islas Malvinas, usurpadas por el Imperio británico donde se estableció una base de la OTAN y donde el aborto es libre, seguro y gratuito”.

“A lo largo de 50 años este equipo de sacerdotes de las villas ha sido testigo de muchas propuestas de muerte. Han muerto catequistas, religiosos y sacerdotes por la dictadura, por el tráfico de armas y drogas, y continúa con la muerte de adolescentes y jóvenes”, alertó.

“¡No necesitamos agregar más muertes! Nuestros barrios necesitan propuestas de vida digna y una sociedad que proteja a los más débiles, no que los descarte como residuos patológicos”, subrayó, y añadió: “Poco sabe el FMI del amor de nuestras mujeres por el hijo que llevan en sus entrañas, incluso en circunstancias duras, difíciles”.

El padre Di Paola concluyó invitando a los diputados a “seguir el ejemplo de dos grandes mujeres: Madre Teresa y Eva Duarte de Perón, ambas defendían la vida aun en los momentos más difíciles y nunca se apartaron un centímetro de sus convicciones” y aseguró: “Siguiendo este camino podemos ser más feministas cuando reivindicamos los derechos de la mujer y cuidamos la vida”.