Pan de carne, mayonesa, alfajores, dulce de leche y hasta caramelos son algunos de los productos que la Justicia ya identificó que eran vendidos por la banda que robaba mercadería vencida de los rellenos sanitarios de la CEAMSE, en la localidad bonaerense de José León Suárez.

Además de lo mencionado, también se detectó venta de caramelos, jugos, mostaza, chicles, sidra, gaseosas, pan rallado, yerba, gelatina, vino, hamburguesas, jamón, aceite, arroz, chocolate y morrones.
Muchos de los productos son comprados para el consumo por niños, razón por la cual ahora se trata de establecer quiénes pudieron ser damnificados por estas ventas ilegales.

Según informaron fuentes judiciales a Télam, los investigadores establecieron que en los hospitales de la zona se registraron varios casos de intoxicaciones por alimentos vencidos, por lo que ahora resta establecer si salieron de locales a los que abastecía esta banda.

Por otra parte, hoy quedaron formalmente detenidos en la causa 12 presuntos integrantes de la organización, tras el pedido formulado por el fiscal de Malvinas Argentinas Ricardo Romero al juez de San Martín Mariano Gramático Mazzari.

Entre ellos se encuentra un sargento de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que ya fue desplazado del cargo, señalado como el “organizador” de la asociación ilícita.

Cuando se lo detuvo el jueves último, aunque fue informado ayer, al efectivo le secuestraron una camioneta que estaba a nombre de un comerciante apodado “Toti”, dueño de los locales donde se sospecha que se vendía la mercadería vencida.

A esto se suman gran cantidad de cruces telefónicos que demuestran que estaba al tanto de toda la maniobra, indicó un vocero.

Además del policía, quedaron formalmente detenidos -entre otros- los presidentes de cuatro cooperativas que trabajan en la Ceamse y los encargados de distribuir los alimentos y remedios.

Todos están imputados de “asociación ilícita, comercialización o adulteración de alimentos y medicamentos nocivos para la salud” y su excarcelación fue denegada en las últimas horas.

En tanto, se dispuso la excarcelación de siete personas que trabajaban en las plantas, y de dos comerciantes que vendían la mercadería, pero ambos quedaran detenidos hasta que paguen sus cauciones, una de 30 mil pesos y otra de 100 mil pesos.

En la causa todavía hay un prófugo, en tanto que otro sospechoso tampoco fue encontrado pero fue eximido de prisión con una fianza de 100 mil pesos que deberá abonar dentro de los próximos cinco días.

Esta causa se inició por una denuncia por la venta de mercadería vencida en un local de la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas, por lo que el fiscal Romero solicitó a la CEAMSE que empezara a monitorear qué ocurría en la zona donde trabajan las cooperativas. Así se detectó la maniobra.

Lo que se pudo establecer es que un grupo de personas interceptaba a los camioneros que iban a descargar basura al lugar conocido como “la montaña” (donde es compactada) y le pagaba 300 pesos a los choferes para que se la dejaran donde ellos trabajaban, que es la zona de reciclado.

Posteriormente, daban aviso por teléfono a un grupo que llegaba en vehículos y cargaba la mercadería, para luego cambiarle el envasado y la fecha de vencimiento.

En la causa ya hay un policía bonaerense procesado por “encubrimiento”, debido a que se encontraba en el lugar y no hacía nada para impedir las maniobras.

En tanto, el jueves se allanaron locales en Pablo Nogués y Grand Bourg, partido de Malvinas Argentinas; El Talar de Pacheco, en Tigre; Villa Astofi, en Pilar, y José C. Paz, así como cuatro galpones donde funcionan las asociaciones civiles “Firmes al pie de la montaña”, “Viaje al sol”, “Nuevo tren blanco” y “Recicladora Río Reconquista”.
Si bien no hay una cifra establecida, el negocio dejaba varios millones mensuales, ya que esta maniobra se realizaba varias veces al día, y se cree que operaban distintas bandas.