Piden secuestrar las armas de todos los policías del tiroteo en Martín Coronado

El caso de gatillo fácil en Martín Coronado, tiene una causa judicial y según los familiares de la víctima mortal, “vemos cierta lentitud en la investigación”

“Vemos cierta lentitud. Diego no se llevó nada del supermercado, fue a pagar y después terminó muerto”, manifestó Adriana García, madre del jóven que resultó muerto en el tiroteo del domingo 19 de mayo en Martín Coronado.

García comentó que también se reunió con la fiscal, a quien le pidió «que sea independiente para saber qué pasó» porque a ella hay «cosas» de este expediente que no le cierran.

La familia de Diego Cagliero, el músico baleado tras una persecución luego de un presunto robo en la localidad bonaerense de Martín Coronado, pidió a la Justicia que se secuestren las armas de los diez policías que estuvieron involucrados en el hecho, ya que la fiscalía ordenó realizar peritajes sólo sobre cuatro de ellas.

La solicitud fue realizada al juez de Garantías 3 de San Martín, Mariano Grammático Mazzari, por el abogado Fernando Sicilia, que representa a los padres de la víctima, quienes ya fueron aceptados en la causa como particular damnificado (querellantes).

La fiscal Gabriela Disnan, de la UFI 5, dispuso que sólo se periten las armas de los cuatro policías que admitieron haber disparado durante la persecución: los oficiales subayudantes Gonzalo Juárez y Julián Juncal, el oficial subinspector Sergio Montenegro y el oficial Rodrigo Canstatt.

!Nosotros queremos que se periten las armas de todos los policías y por eso le solicitamos al juez su secuestro, ya que hoy se iniciaron las pericias sobre cuatro, pero faltan seis. Además, nos tendrían que haber notificado para que designemos un perito de parte y no lo hicieron», afirmó Sicilia.

Asimismo, cuestionó que la fiscalía haya solicitado la detención de los jóvenes que estaban con Cagliero durante el presunto robo, la cual fue rechazada por el juez, y no de los policías sospechosos, que están acusados de homicidio y lesiones graves.

Los cuatro policías fueron notificados la semana pasada del inicio de la causa penal en su contra y quedaron desafectados de su cargo por orden del auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra.

Sin embargo, la fiscal todavía no indagó a los efectivos porque está a la espera del resultado de los peritajes que comenzó a efectuar Gendamería Nacional, dijeron fuentes de la investigación.