El subsecretario de Educación bonaerense, Sergio Siciliano, anunció hoy que el gobierno bonaerense efectuará descuentos a los docentes que adhieran al paro de 48 horas convocado por los gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente bonaerense, y anunció que se convocará a una nueva reunión paritaria “cuando pase la medida de fuerza”.

“Lamentablemente hoy atravesamos una jornada de paro de 48 horas que deja a los casi 5 millones de alumnos al borde de no tener clases”, manifestó Siciliano en declaraciones a Télam y añadió: “Obviamente, esperamos que sean muchos los docentes que, a pesar de esta medida de fuerza de algunos dirigentes, como pasó en paros anteriores, vayan a dar clases”.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), los técnicos enrolados en AMET, los privados de Sadop, la Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Unión de Docentes Bonaerenses (Udocba) iniciaron hoy un paro de 48 horas en reclamo de la convocatoria a una nueva reunión paritaria y de un aumento superior al 15 por ciento, con cláusula gatillo ajustable por inflación.

Si bien Siciliano precisó que “los últimos paros han sido de muy poco acatamiento”, planteó que “día no trabajado, será descontado” y dijo que, desde la gestión bonaerense, esperan que “la mayoría de los docentes bonaerenses elijan ir a dar clases”.

En este marco, indicó que el gobierno provincial convocará a los sindicatos docentes a una nueva reunión paritaria “cuando pase la medida de fuerza”, a la que definió como “irresponsable teniendo en cuenta que ésta es una semana corta por el feriado” y señaló que “atenta contra la calidad educativa de nuestros alumnos”.

“Hemos tenido 17 reuniones paritarias. En cada una mejoramos la propuesta. Cuando uno se sienta en una mesa de negociación, debe entender que el otro tiene una posición distinta, pero nunca puede ser la salida atentar contra los alumnos y cerrar el sistema educativo”, analizó el subsecretario de Educación del distrito.

Expresó además que “el compromiso de la gobernadora María Eugenia Vidal es que los docentes no iban a perder frente a la inflación”, por lo que recordó que será depositado en junio próximo un 10 por ciento de aumento en adelanto de paritarias, más 1.000 pesos en concepto de presentismo.

“Los aumentos que fuimos dando es para que no pierdan mientras discutimos”, dijo el funcionario.

En tanto, la secretaria general de la FEB, Mirta Petrocini, planteó en declaraciones a esta agencia que que “hay mucha bronca por parte de los docentes, que se refleja en el nivel de adhesión al paro de hoy, que ronda en el 85 y 90 por ciento”.

“Esto tiene que ver con una situación que el gobierno no está dispuesto a solucionar porque no hay una convocatoria. Se plantea desde el Gobierno que hubo 17 reuniones, pero las paritarias fueron 7. Nos ofrecieron en todas 15 por ciento y, en la última, hace un mes, presentaron una propuesta del 10 por ciento sin cláusula gatillo”, explicó.

“El tiempo nos da la razón: no hay diálogo, sólo propuestas unilaterales sin posibilidad de discutir”, subrayó la dirigente, quien agregó que “el planteo (del Ejecutivo) era discutir con los chicos en las escuelas y estuvimos con los chicos en las escuelas pero, en un mes, no nos convocaron”.

“Hicimos un sinnúmero de actividades sin paros. Pero no hubo ni un llamado. Dan anticipos a cuenta de futuros aumentos que son cifras por única vez, no acumulables y están lejos de llegar al 10% en julio”, manifestó Petrocini y destacó que “falta decisión política para llegar a un acuerdo, mientras tanto, un docente de 10 años de antigüedad sigue cobrando 13.500 pesos”.

“Cuando nos acerquen una propuesta real y justa, vamos a llegar a un acuerdo. A los maestros no les alcanza para pagar la canasta básica”, finalizó.

En la última reunión paritaria, el gobierno provincial propuso un aumento salarial del 10 por ciento en los primeros seis meses de 2018, a pagar en tres tramos: 5 por ciento retroactivo a enero, 3 por ciento más en marzo y 2 por ciento en mayo.

Además, ofreció pagar un reconocimiento por presentismo de hasta 3.000 pesos por docente y se comprometió a volver a discutir la paritaria en julio, para acordar nuevos aumentos de cara al segundo semestre.