La provincia de Buenos Aires puso en marcha un operativo de saturación por zonas “calientes” del Conurbano, con un despliegue estratégico de 12 mil policías y focalizado sobre las áreas de mayor concentración de eventos delictivos de cada municipio.

El despliegue policial comprenderá la participación de 300 cuerpos especiales (Grupos de Patrullas Motorizadas, Unidades Tácticas de Operaciones Inmediatas, Infantería, Caballería, Drogas), patrulleros, motos y canes. La implementación se hará con 12 mil policías que estarán en las principales calles, esquinas, avenidas y rutas de la Provincia para prevenir el delito en los 29 partidos que componen el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA): Escobar, Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre, Tres de Febrero, San Martín, Morón, Hurlingham, Ituzaingó, Moreno, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Avellaneda, Almirante Brown, Ezeiza, Esteban Echeverría, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela, Merlo, Pilar, Malvinas Argentinas, San Miguel, José C. Paz La Plata, Berisso y Ensenada.

“Reconocemos la preocupación por la seguridad, por eso estamos anunciando mucho más control de presencia policial ante los motochorros”, confirmó Vidal. “Seguramente vamos a encontrar motos que no están legalmente compradas o situaciones de narcotráfico. Tenemos que unir nuestras fuerzas, por lo que la policía de la Provincia va a sumar a la Caballería y a la Infantería al grupo de operaciones especiales”, anunció. Y agregó: “Vamos a trabajar juntos con los municipios, acá no hay colores políticos. Estamos juntos porque es una de las principales preocupaciones de la gente”.

Vidal aseguró que durante los dos años y medio que lleva en el gobierno más de 10 mil policías fueron separados de la fuerza por estar bajo sospecha en distintos delitos. “A esos policías no los queremos en la fuerza. A los buenos policías los queremos cuidar. No solo más policías, sino mejor policía, con comunicaciones encriptadas, con chalecos que los protejan, con cámaras en los uniformes, que van a grabar las operaciones”, enumeró.

“No alcanza con la tecnología y el equipamiento. Habrá mejores policías cuando estén mejor entrenados. Hay 60.000 policías que se han reentrenado, algunos, más de una vez. Eso nos da más seguridad y profesionalismo. Logramos bajar homicidios, secuestros y piratería del asfalto. Sabemos que estamos en deuda con los robos en las calles, con los asaltos, con los hurtos. Eso genera miedo a los vecinos. En eso vamos a trabajar. No nos da lo mismo controlar o no controlar”, dijo Vidal.