El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, confirmó que ese cuerpo legislativo irá “en la misma línea” que la cámara de Diputados, cuyo presidente, Emilio Monzó, acordó la eliminación del sistema de canje y ahora se trabaja en el diseño de un método alternativo.

“La decisión (de terminar con el canje) ya está tomada. Ahora se busca un mecanismo alternativo y que acompañen los presidentes de bloque, ya que en el Senado todo sale por consenso”, dijeron a Télam allegados a Michetti.

Pinedo había dicho la semana pasada que en el Senado “hay claridad” sobre el tema, en la misma línea con lo acordado en Diputados, con lo que ratificó la reunión con Michetti para “establecer los mecanismos”.

En Diputados se analiza el diseño de las alternativas de movilidad para aquellos diputados que no se trasladan en avión. Actualmente, cada uno de los 257 diputados recibe 40 tramos de pasajes mensuales (20 aéreos y 20 terrestres) y en el caso de no utilizarlos o de tener sobrantes, pueden canjearlos por dinero a una cotización aproximada de 1300 y 600 pesos, respectivamente.

Si un diputado devolvía los 40 tramos podía lograr un ingreso mensual adicional de aproximadamente 40 mil pesos, situación que se daba mayoritariamente entre los de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.