El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este lunes de intento de “invasión” a miles centroamericanos que avanzan la caravana de migrantes para ingresar a Estados Unidos por su frontera sur.

“¡Es una invasión a nuestro país y nuestro Ejército los está esperando!”, advirtió Trump en Twitter, horas después de que el diario The Wall Street Journal afirmara que el gobierno enviará 5 mil efectivos militares a la frontera con México, seis veces más que la cifra de 800 soldados que se manejaba hasta la semana pasada.

“Miembros de pandillas y alguna gente muy mala está mezclada entre la caravana dirigiéndose a la frontera sur”, prosiguió Trump por Twitter, que ha redoblado sus advertencias a la caravana a medida que se acercan las elecciones legislativas de la semana próxima, que definirán la composición del Congreso y particularmente, si el oficialismo sigue manteniendo la mayoría.

La caravana partió el 13 de noviembre de Honduras, atravesó Guatemala y actualmente se encuentra en México, en el estado de Oaxaca.

La caravana de migrantes caminar durante horas a lo largo de México

En estos momentos está integrada por 3630 hombres, mujeres y niños de todas las edades, según autoridades mexicanas, y 5500 según los organizadores.

Los migrantes, que avanzan mayormente a pie, escapan de la inseguridad y la pobreza y en algunos casos de la persecución política en sus naciones de origen, y su sueño es encontrar trabajo y paz en Estados Unidos.

El trayecto que les queda para llegar a la frontera con Estados Unidos es de entre 1500 y 3600 kilómetros, según la ruta que escojan, es decir: aún tardarán semanas en llegar.