Unas 17 manzanas o 170 mil metros cuadrados que ocupaba un club de golf en Villa Adelina, se transformarán en el espacio público más grande de San Isidro luego que de el Estado nacional le transfiera al gobierno local el dominio de ese predio.

El proyecto contempla la preservación de la arboleda original, el 65 por ciento destinado a espacio público, equipamiento deportivo y recreativo y espacios de atención a los vecinos.

Hoy, el Golf de Villa Adelina que es un espacio cerrado al público, pasará a formar parte del patrimonio de los sanisidrenses en general, y de los vecinos del barrio en particular, y que multiplicará por cinco la cantidad de espacio verde por habitante de la localidad.

En el frente del predio, y mirando hacia la Panamericana, se crearán oficinas y viviendas, mientras que el resto del espacio, y de cara a Villa Adelina, se destinarán 170.000 metros cuadrados para el uso público.

“Estamos felices de que esta larga lucha que comenzó en los 90, cuando se pretendía destinar el predio para la construcción de un shopping, termine en este acuerdo con el gobierno nacional para recuperar para los vecinos 17 manzanas de espacio verde”, afirmó el intendente de San Isidro Gustavo Posse.

El municipio y la Nación montaron una carpa informativa, para que los vecinos puedan interiorizarse del proyecto y sumar su opinión, en José María Moreno 1600 (Villa Adelina), de martes a sábado de 16 a 20.