Villa Pehuenia al descubierto

El secreto de Villa Pehuenia comenzó a develarse cuando se erigió, por mérito de sus productos y el talento de sus chefs, como la capital de la gastronomía de la Patagonia

Villa Pehuenia podía presumir, hasta hace poco tiempo, de su condición de paraje confidencial acotado en voz baja a sus habitantes y fans reincidentes de las estampas patagónicas del Neuquén.

El secreto de Villa Pehuenia comenzó a develarse cuando se erigió, por mérito de sus productos y el talento de sus chefs, como la capital de la gastronomía de la Patagonia. 

Como tal gestiona un festival que, en sus quince ediciones, atrajo a cientos de viajeros que suman a la causa. Desde el centro de los Andes, a sólo 310 km de la capital provincial y a 15 km de la frontera con Chile, Villa Pehuenia asume con orgullo un legado mapuche que sobrevuela en el cuidado del entorno y la reivindicación de su cultura.

A la sombra de sus miles de araucarias, sobre la margen norte de los lagos Aluminé y Moquehue, la aldea de montaña esculpe en el bosque patagónico un recorrido de cerros y lagos con playas de arena blanca, que le dotan de colores y argumentos para seducir a viajeros anhelantes de aventura y de remanso.

Desde la travesía hacia el cráter del Volcán Batea Mahuida a los paseos en bicicleta, el rafting en sus aguas movedizas o las múltiples promesas de la nieve, Villa Pehuenia multiplica su menú. Como para que nadie pueda privarse de sus placeres a escondidas.

El Festival Provincial del Chef Patagónico puso a Villa Pehuenia en el mapa de destinos emergentes

El fogón del chef

Con el padrinazgo de Christophe Krywonis y la porteña Dolli Irigoyen, venerados como estrellas de rock en sus clases magistrales, el Festival Provincial del Chef Patagónico puso a Villa Pehuenia en el mapa de destinos emergentes. 

Desde hace quince años, reúne a estandartes de los fogones de cada provincia, que traducen en sus platos la identidad gastronómica del Sur. Hay espacio de degustación en el patio gourmet, el inevitable refugio de las cervezas artesanales, terraza de fuegos, foodtrucks. Hay chivos, medias reses al asador y una vedette que es el piñón, fruto de la araucaria y el producto más distintivo de la gastronomía local, que aparece en el recetario de mil maneras, entero y cocido, tostado o hervido.

Comunidad Mapuche Puel, administra el parque de nievo

Nieve, cabalgatas y más

La naturaleza legó a Villa Pehuenia atributos que la hacen disfrutable las cuatro estaciones del año. Uno de los clásicos es la visita al Parque de Nieve “Batea Mahuida”, apto para la práctica de deportes invernales y administrado por la Comunidad Mapuche Puel. La oferta de la Villa también contempla pesca, el trekking, cabalgatas, rafting y mountain bike en rutas de fantasía.