Monseñor Miguel Ángel D`Annibale inició este sábado su ministerio pastoral en la diócesis de San Martín, y le aseguró a la comunidad de esta jurisdicción eclesiástica que “vamos a vivir juntos el sueño de Jesús”.

La misa, en el altar levantado frente a la catedral Jesús Buen Pastor, comenzó presidida por el arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli.

D`Annibale fue nombrado obispo de San Martin el 15 de junio por el papa Francisco, luego de que el pontífice aceptara la renuncia por límite de edad de monseñor Guillermo Rodríguez-Melgarejo.

“Me llama mucho la atención que cuando el papa Francisco se dirige a nosotros, en estos tiempos tan cambiantes y nos propone el Evangelio de Jesús, utiliza estos términos: ‘Tengo un sueño…’, ‘tengo un deseo…”, destacó en la homilía el nuevo obispo, y agregó: “El papa Francisco no habla de proyectos, de objetivos o de líneas pastorales. Habla de sueños y deseos”.

El religioso expresó su convencimiento de que “hoy, en el comienzo de esta nueva etapa, ustedes, los fieles de la Iglesia que peregrina en los partidos de San Martín y Tres de Febrero tienen sueños y deseos. Y yo, que llego desde la Patagonia Austral como nuevo pastor, también tengo sueños y deseos”.

“Si las acciones con las que sueña el Señor y que hoy nos pide surjan de nuestro corazón, las ponemos en práctica, la vida de todos será mejor. Si dejamos de lado el robo, la mentira, la injusticia y la corrupción y optamos desde lo más profundo de nuestro corazón por la solidaridad, la comunión, la preocupación constante para que quien camina a nuestro lado este mejor y siempre lo consideremos un hermano, por más que piense distinto, sin duda que transitaremos una sociedad más justa y más libre, y los pobres y excluidos, que en gran número habitan esta Diócesis, serán dignificados”, aseguró D`Annibale.

“¡Sígueme! Diócesis de San Martín, sígueme desde tu corazón, desde lo más profundo, respondiendo con amor al amor que yo te entrego y por el que di la vida por ti.¡Sígueme! Pueblo que camina en San Martín y Tres de Febrero. Sígueme para asumir mis criterios y para brindarlos y proponerlos desde el corazón a la realidad donde caminamos”, concluyó.

Los primeros pasos del nuevo obispo

La jornada empezó con la entrada protocolar al territorio diocesano en el Paseo de los Granaderos en José Ingenieros, donde fue recibido por el monseñor Han Lim Moon, los dos intendentes que componen la diócesis, Gabriel Katopodis (San Martín) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero) junto con un grupo de sacerdotes de la diócesis.

Luego el nuevo obispo se dirigió al santuario de Nuestra Señora de Lourdes de Santos Lugares, patrona de la diócesis, donde realizó el juramento de fidelidad y profesión de fe. Y finalmente llegó al lugar de la misa donde fue recibido por el párroco de la catedral; allí besó el crucifijo, “como gesto de amor y fe a Jesucristo”.

Acompañaron el inicio del ministerio pastoral, el nuncio apostólico, monseñor León Kalenga Badikebele; el obispo auxiliar de San Martín (actual administrador diocesano), monseñor Han Lim Moon; y el obispo emérito Rodríguez-Melgarejo.

Asimismo, participaron autoridades de Culto de la Nación y la Provincia de Buenos Aires, y de los partidos de San Martín y Tres de Febrero.