Luego del discurso del presidente Mauricio Macri, en la apertura de sesiones ordinarias, el titular de CAME, Fabián Tarrío, resaltó la senda del gradualismo en política económica aunque destacó que hay sectores que necesitan medidas inmediatas y abordar la problemática del costo argentino.

“Esperamos que este año se sancione la ley de Compre Argentino y se reglamenten los artículos 10 y 11 de la Ley Pyme que quedaron pendientes y resultan indispensables para compensar con beneficios impositivos a las economías regionales y a las provincias de frontera, afectadas por la falta de competitividad” indico el dirigente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa –CAME.

Por otra parte, desde la CAME indicaron que “el gobierno inició la desburocratización del Estado y eso es muy positivo, pero no alcanza. La ley de Reforma Tributaria quedó a mitad de camino porque no diferencia entre MiPyme y una gran firma“.

Las pequeñas y medianas empresas se quedaron sin financiamiento tras la eliminación de las líneas de crédito productivo en las últimas semanas. Desde que los bancos las cortaron, las tasas subieron abruptamente y hoy el sector consigue crédito pero a tasas de interés muy altas, entre un 35 y 60 por ciento anual.

A esto hay que sumarle la inflación, los aumentos de la energía, combustible e Ingresos Brutos en varias provincias. “Con niveles de venta débiles, costos en alza y tasas altas la solvencia de las empresas vuelve a estar comprometida”, señaló Tarrío, que agregó: “en la medida que no haya facilidades financieras, los planes de inversión se cancelan”.

En cuanto al plan económico, desde el sector empresario repasaron las medidas que durante los últimos 2 años de gobierno han permitido recuperar la ilusión de cambio.

“Salimos del cepo, se unificó el mercado cambiario, se recuperaron la institucionalidad y el diálogo con sectores como el nuestro, se logró sancionar las leyes Pyme y la de Emprendedores claves para nosotros, se eliminaron retenciones, se actualizaron el impuesto a las ganancias y, después de 15 años, los reintegros a las exportaciones”, recordó Tarrío para enumerar algunas decisiones fundamentales.

Y si bien “los indicadores de ventas minoristas, turismo e industria vienen mostrando una recuperación en nuestras estadísticas, no se recuperan de manera sostenida como sucedió en el comercio que cayó en enero, y hay sectores como las economías regionales que necesitan una respuesta urgente”, finalizó el presidente de CAME.