En la puerta de Técnopolis, anoche fue desactivada una jornada de picadas de autos tuneados y preparados para correr. Por un lado, se llegó a incautar más de 50 autos y demorando a varios conductores y por otra parte, tres efectivos de la bonaerense quedaron suspendidos por alertar la llegada de las autoridades municipales y policiales.

La picada había sido organizada y anunciada mediante las redes sociales, lo que permitió evitar esta carrera clandestina, multar a los involucrados y, a cargo del personal municipal de Vicente López, realizar unos 60 controles de alcoholemia.

Muchos de los vehículos se encontraban con alteraciones de parámetros de medidas de fábrica y eran un potencial peligro para el resto de los automovilistas que circulaban en la zona e incluso para los mismos organizadores de la picada.

Policías alertaro}n sobre el operativo

Tres efectivos de la Policía Bonaerense, pertenecientes al Destacamento Vial Panamericana, enfrentarán las consecuencias legales por alertar los conductores que se iba a realizar el operativo contra la picada.

Un video captó ese momento, y una vez que esa información llegó al Ministerio de Seguridad a cargo de Cristian Ritondo; se decidió denunciar ante la Justicia a los tres policías y también apartarlos de la fuerza.