Computadoras obsoletas o que ya no funcionan, celulares que se arrumban en el cajón, notebooks o impresoras que no funcionan pueden encontrarse en la mayoría de los hogares. Ahora llegó la oportunidad de deshacerse de ellos: este sábado 19 de mayo, de 10 a 14,  el Municipio de San Isidro realizará la una nueva jornada de recolección de residuos electrónicos en diferentes puntos del distrito.

  • – Martínez: Plaza 9 de julio (Necochea y Larumbe), y en la estación del Ferrocarril Mitre (Eduardo Costa y Emilio Lamarca)
  • – San Isidro: Plaza Castiglia (Don Bosco y Monseñor Alberti)
  • – Beccar: Club Social de Beccar (Av. Centenario 1941)
  • – Villa Adelina: Paseo de los Inmigrantes (Piedrabuena 1600)
  • – Boulogne: Estación del Ferrocarril Belgrano Norte (Scalabrini Ortiz y Godoy Cruz)

La propuesta tiene como objetivos: evitar la contaminación ambiental que implican los residuos electrónicos; que los vecinos puedan donar aquellos equipos que ya no utilizan; y por último, junto a los profesionales de la Fundación Equidad, estos elementos en desuso se logran convertir en computadoras nuevas que luego se entregarán a distintas instituciones locales y escuelas que las necesitan.

CPU viejas, monitores, teclados, mouses, netbooks, notebooks, tablets, escáners, celulares e impresoras son algunos de los aparatos que se pueden llevar.

Como resultado de las seis ediciones anteriores se logró quitar de circulación unas 21 toneladas de residuos electrónicos, se donaron 150 nuevas computadoras y se equiparon dos nuevos centros de capacitación en informática para la tercera edad.

Se trata de una iniciativa organizada en conjunto entre la Red Juvenil Activa que promueve la Secretaría de Integración Comunitaria, la Fundación Equidad y la Subsecretaría de Espacio Público. El proyecto nació del programa Los Jóvenes Tienen la Palabra en los que, con el apoyo de la Unión Europea, se fomenta su participación en el diseño de políticas públicas.

Según Greenpeace, cada argentino desecha tres kilos de basura electrónica por año, lo que significa 120 mil toneladas de basura que termina en rellenos comunes. Y el problema no sólo es la cantidad o el volumen sino que la mayoría de sus partes son contaminantes y tardan entre 10 y 300 años en degradarse.

La Fundación Equidad estima que con 7 mil kilogramos de lo que para muchos es sólo “basura electrónica” podrían fabricarse unas mil computadoras recicladas y listas para usar.

La jornada se suspende por lluvia.