5 ofertas agrupadas en 15 empresas, de las cuales 8 son locales y 7 son extranjeras, con participación de firmas de China, España, Italia, Francia y Alemania; se presentaron en la licitación internacional para electrificar las vías del ferrocarril San Martín.

Con una inversión de 500 millones de dólares, el tren, que hoy es diesel, será eléctrico, tendrá sus vías 100% renovadas y nuevo señalamiento y comunicaciones entre Retiro y Pilar. Esta obra, se completará en 4 años y se generará diez mil empleos.

La electrificación de la línea también requiere la modernización de la flota, reemplazando los trenes diesel –que funcionan desde los años 60- por trenes eléctricos, que son más cómodos para los pasajeros, y además menos contaminantes para el medio ambiente.

El Gobierno Nacional lanzó ya una compra para 1500 coches eléctricos; se trata de la mayor adquisición en la historia argentina de material rodante para el AMBA, con una inversión superior a los 2 mil millones de dólares donde un 20% de los componentes se fabricará en el país.

Estos nuevos trenes eléctricos de trocha ancha tendrán Wi-Fi, aire acondicionado, puertas y frenos automáticos y cámaras de seguridad, entre otras mejoras; junto con las obras de la RER permitirá cuadruplicar la capacidad de transporte y alcanzar frecuencias de trenes cada 3 a 5 minutos.

Las obras en el San Martín, además de electrificación y renovación de vías, incluyen la construcción de un nuevo taller de trenes en Santos Lugares más una nueva subestación eléctrica en William C Morris y la renovación de la cabecera de Pilar.

Luego de la apertura de sobres, está prevista la adjudicación de la obra en 2019, junto con el posterior inicio de la obra, previsto también durante el segundo semestre del año que viene. Este proyecto cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Actualmente en el tren San Martín se está ejecutando el viaducto entre Palermo y La Paternal, que beneficiará a 680 mil personas entre pasajeros del tren, usuarios de transporte público, automovilistas y vecinos. Se eliminarán 11 barreras y se abrirán 9 calles con cruces seguros en la ciudad de Buenos Aires.