La medida de fuerza por 24 horas de la CGT del martes afectará prácticamente todos los servicios públicos, entre ellos el transporte, los bancos, el dictado de clases, la administración pública y la recolección de residuos, de acuerdo a la adhesión de los distintos gremios.

Pero, además, puede haber complicaciones desde mañana, por el paro por 36 horas que iniciarán al mediodía los gremios que responden a las centrales del sindicalismo alternativo de las tres CTA.

El martes, por la adhesión de la UTA no habrá transporte urbano, interurbano ni de larga distancia. Tampoco, por la suma de los gremios del sector, circularán los trenes.

En Capital Federal, además, no funcionarán las seis líneas de Subterráneos y Premetro, que paralizarán la actividad a partir de las 20 de mañana.

Por otra parte, todos de los gremios aeronáuticos se plegaron a la medida de fuerza por 24 horas, con lo cual no habrá vuelos de cabotaje ni internacionales.

En tanto, sería parcial el servicio de taxis en la Capital Federal, ya que por un lado adhiere el el Sindicato de Peones, de Omar Viviani, pero no la Federación de Conductores, de José Ibara.

Tampoco los bancos atenderán al público el martes.

El dictado de clases se verá afectado en las escuelas públicas y sería parcial en las privadas, por la adhesión del gremio de Sadop.

Asimismo, por la participación activa del gremio de Moyano en la medida de fuerza, no habrá clearing bancario, ni distribución del correo y tampoco se realizará la recolección de residuos.

La adhesión de los gremios estatales UPCN, ATE y CTA podrá afectar la atención al público de organismos estatales. Los servicios esenciales, como las guardias en los hospitales, funcionarán con atención acotada a los casos de emergencia.

A us vez los comercios, el sindicato mercantil que dirige Armando Cavallieri adhirió al paro, por lo cual se estima que la actividad sería parcial.

Lo mismo ocurre con el gremio de los gastronómicos, que dirige Luis Barrionuevo, que afectaría parcialmente la atención en bares y restaurantes.

Por otra parte sería total la inactividad en el puerto, por la adhesión de los 19 sindicatos que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), lo cual afectará el comercio exterior.