En su momento más exitoso, los creadores de Instagram se alejan de la empresa

Los cofundadores de Instagram, la red social que más crece en la actualidad y que ahora tiene más de mil millones de usuarios, han decidido abandonar la empresa que crearon hace ocho años.

Kevin Systrom -su director general- y Mike Krieger -director técnico- dijeron que quieren explorar de nuevo su “curiosidad y creatividad”.

Systom, de 34, y Krieger, 32, lanzaron la plataforma social para compartir fotos y videos en el año 2010, y continuaron dirigiendo la empresa después de que fuera adquirida por Facebook en 2012 por mil millones de dólares.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha habido tensiones entre ellos y Facebook.

Y es que mientras Instagram no ha dejado de cosechar éxitos, la empresa matriz tuvo un año bastante problemático.

Kevin Systrom (derecha) y Mike Krieger continuaron dirigiendo Instagram cuando fue adquirida por Facebook, en 2012

¿Qué dijeron los cofundadores?

No mucho. Informaron a los directivos de Facebook este lunes, por lo que la salida parece bastante repentina.

En un post publicado en el blog de Instagram, Systrom dijo que se siente agradecido: “pasamos de 13 a 1.000 personas, con oficinas en todo el mundo. Estamos listos para el próximo capítulo”.

“Crear algo nuevo requiere que demos un paso atrás, comprendamos lo que nos inspira y lo unamos con lo que el mundo necesita”.

Systrom y Krieger se conocieron en la Universidad de Stanford. Se inspiraron en las viejas fotos Polaroid para crear la aplicación, que lanzaron para iPhones en 2010.

En 2012, el año en que fue comprada por Facebook, tenía unos 30 millones de usuarios.

Tampoco había anuncios. Pero eso cambió. Y también el número de usuarios, que ahora son más de mil millones.

La lista de multimillonarios de Forbes estima que Systrom tiene una fortuna valorada en US$1.400 millones. La de Krieger es menor. No hay cifras concretas, pero oscila entre los US$100 millones y los US$500 millones.

En el post no había hostilidad. Systrom dijo que ambos están “muy emocionados por el futuro de Instagram y Facebook”.

Y también confirmó en Twitter su partida:

¿Cómo respondió Facebook?

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo en un comunicado que Instagram reflejó “los talentos combinados” de sus creadores.

“Aprendí mucho trabajando con ellos durante los últimos seis años y lo disfruté mucho. Estoy deseando ver lo próximo que van a crear”, explicó.

Pero, ¿qué hay realmente detrás de la renuncia?

Se sabe que hubo tensiones entre los creadores de Instagram y el equipo directivo de Facebook.

La popularidad de Instagram se disparó en un momento en el que Facebook se estancó. Y eso generó presión sobre Facebook para exigir más dinero a sus usuarios en todas sus plataformas, añadiendo nuevas herramientas que algunos sintieron que iban en contra del enfoque simplista original de, por ejemplo, Instagram.

El último producto de Instagram, IGTV, que permite publicar videos de mayor duración -en parte para competir con YouTube- no tuvo un arranque muy prometedor.

De hecho, este mes fue criticado por recomendar a algunos de sus usuarios videos sexuales de niños.

Mark Zuckerberg dijo que está “deseando” ver el nuevo proyecto de los fundadores de Instagram

Además, Facebook estuvo sometido a una intensa presión este año por la falta de protección hacia los datos de sus usuarios y por el uso indebido de la plataforma para distribuir noticias falsas. En Marzo, Zuckerberg se disculpó ante el Congreso de Estados Unidos por el caso.

Eso, junto con una mayor presión por parte de plataformas que le hacen la competencia, parece haber llevado a Zuckerberg y a sus ejecutivos a ejercer más control sobre Instagram.

Eso iba en contra del modelo comercial al que Systrom y Krieger se habían acostumbrado. De hecho, Systrom había elogiado en alguna ocasión la “enorme libertad” que Zuckerberg les permitió desde la adquisición.

Algo parecido ocurrió con WhatsApp.

Su director ejecutivo y cofundador Jan Korum dijo en abril que abandonaba el servicio de mensajería que fundó en 2009 (y que vendió a Facebook en 2014).

La declaración de partida de Korum es un eco de la de Systrom. Los analistas dicen que hubo enfrentamientos con Facebook a medida que aumentó el control por parte de Zuckerberg.