El ex ministro de Interior y Transporte del gobierno anterior, Florencio Randazzo, se encuentra reunido desde este mediodía con los intendentes peronistas que apoyan su precandidatura con el objetivo de analizar el panorama electoral y definir la estrategia a seguir de cara a las legislativas, a pocas horas de que venza el plazo para la inscripción de listas de cara a las PASO y luego de haberse reunido con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El jefe de campaña de Florencio Randazzo, Alberto Fernández, contó que en el encuentro que mantuvieron anoche el ex ministro del Interior y Cristina Fernández de Kirchner “no hubo acuerdo” ante el ofrecimiento de la ex presidenta de integrar una lista única y reveló que, en esa conversación, la ex jefa de Estado le confirmó su candidatura como senadora nacional por Unidad Ciudadana.

“Hemos hecho todos los esfuerzos y estamos abiertos a tratar de unir todo lo que sea el espacio opositor con Sergio Massa y con Cristina y entre todos hacer unas PASO”, sostuvo Fernández en declaraciones a radio Mitre tras anunciar que a pesar de la falta de acuerdo “aún siguen las conversaciones”.
La reunión

El ex ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, se reunió anoche con la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, quien le ofreció compartir una “lista de unidad” de cara a las PASO de agosto, lo que fue rechazado por el dirigente, quien le confirmó que se presentará como candidato a senador por su espacio Cumplir dentro del Frente Justicialista.

“Cristina le ofreció ir con ella en la fórmula de senadores o ser primer diputado nacional”, confiaron a Télam fuentes del entorno de Randazzo, que agregaron: “Florencio le dijo que, una vez más, no se trata de cargos, y que se está cometiendo el mismo error que en 2015, es decir, que sea una sola persona la que define candidaturas”.

Según explicaron las fuentes, la invitación le llegó a Randazzo “a través de un allegado en común, que no es del mundo de la política”, y aclararon que el ex ministro aceptó el convite “para decirle a Cristina lo que piensa sin intermediarios”.

El encuentro se produjo en la casa que la ex mandataria tiene en el barrio porteño de Recoleta, después de las 21 y se prolongó durante dos horas, según coincidieron en señalar fuentes de ambos sectores.

Los dos dirigentes no compartían un encuentro cara a cara desde diciembre de 2015, momento en el que Randazzo no quiso aceptar ser candidato a gobernador por Buenos Aires en lugar de encabezar la fórmula presidencial con Carlos Zannini, puesto que Cristina finalmente le otorgó al entonces gobernador bonaerense, Daniel Scioli.