El Frente de Unidad Docente salió al cruce de Vidal y señalaron los problemas de infraestructura de las escuelas públicas bonaerenses.

Luego de haberse conocido que un docente platense se electrocute en una escuela de Melchor Romero, desde el Frente de Unidad Docente criticaron “la situación de abandono y desidia” de la escuela pública y apuntaron a la Gobernadora, María Eugenia Vidal.

“La Escuela Pública de la provincia de Buenos Aires está viviendo una situación de abandono y desidia” reclamaron desde el frente gremial en un comunicado y agregaron que “actualmente hay más de 800 Escuelas que debieron suspender sus clases, producto de las políticas brutales de ajuste que implementa el Gobierno Provincial en todo lo que administra”.

Para los gremios docentes, la crisis que se atraviesa en materia de infraestructura es “consecuencia de una severa falta de gestión y una notoria desinversión en toda la Provincia”.

“Sandra y Rubén perdieron la vida cuando se disponían a abrir las puertas de la Escuela Nº 49 de Moreno para recibir a los alumnos. Este lamentable hecho pudo ser evitado si el Gobierno Provincial hubiese escuchado cada uno de nuestros reclamos, pero aún no hay respuestas mientras que la Gobernadora María Eugenia Vidal se pasea por los sets televisivos y el Director Provincial de Infraestructura, Mateo Nicholson, actualmente goza de licencia sin haber sido separado del cargo luego de ser denunciado por sobreprecios, a partir de un audio en que se evidencia una clara maniobra de corrupción” reclamaron.

Imagen desoladora del interior de la escuela Nº49 de Moreno, después de la explosión provocada por un escape de gas

Respecto a la situación de infraestructura en los establecimientos escolares bonaerenses, el SUTEBA realizó un relevamiento de más de 2000 Escuelas donde, hasta el momento, arroja datos que preocupan.

Es que relevando las instalaciones de gas, en un 75,6% no se controlan sistemáticamente las instalaciones de gas en las escuelas, mientras que en un 67,1% los artefactos no se encuentran en buen estado de conservación y funcionamiento.

Por otro lado, sobre las instalaciones de agua y luz, un 75,1% NO se realizan análisis físico-químicos del agua en las Escuelas, mientras que en un 79,2% no se realiza comprobaciones preventivas de las instalaciones eléctricas en forma periódica por autoridades competentes.