Este jueves se definirá si el próximo lunes se reanudan con normalidad las clases en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, o si, por el contrario, los gremios realizarán una nueva huelga en rechazo a la última propuesta de aumento salarial del Gobierno.

Cabe recordar que este lunes hubo una reunión paritaria -que llegó luego de 95 días sin convocatoria-, y la propuesta fue de una suba del 15 por ciento hasta julio inclusive sobre el mínimo salarial vigente (12.500 pesos), más un 1,7% no remunerativo en concepto de material didáctico.

Ante el ofrecimiento, los gremios dijeron categóricamente que no y pidieron ser convocados mañana, ya que llamarán al paro en caso de no obtener un incremento que “le gane claramente a la inflación”. Este pedido quedó registrado en el acta de la reunión.

Sin embargo, al salir del encuentro, desde el Gobierno dijeron que la oferta fue “superadora” y que incluía un nuevo encuentro a fines de agosto.

Por lo tanto, si en el transcurso de la jornada las entidades gremiales no tienen la certeza de ser convocados, anunciarán el no inicio de clases tras el receso invernal e informarán la duración de la medida de fuerza.