Cerca de las 19, en la Quinta de Olivos comenzó una concentración para reclamar por la no despenalización del aborto, que pronto será definida en el Congreso.

Con banderas y pañuelos celestes que identifican a este sector, distintas organizaciones no gubernamentales e incluso con algunos colectivos provenientes del interior del país se realiza esta protesta, donde esperan hacer oír sus reclamos dirigidos al presidente Macri, quien impulsó el tratamiento en el Congreso del proyecto para la interrupción voluntaria del embarazo.

La convocatoria de la jornada se inserta en una serie de marchas y manifestaciones programadas por los portadores de pañuelos celestes, que ya se suman a las constantes movilizaciones al Congreso Nacional de todos los miércoles.

El próximo sábado las organizaciones provida llevarán a cabo otra manifestación frente al Obelisco, en la que esperan movilizar “un millón de personas”, y al día siguiente -domingo 5 de agosto- se están convocando una serie de marchas a lo largo de todo el interior del país.