El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, estuvo en el barrio La Cava, donde el Municipio con fondos propios avanza en un plan de pavimentación en todos los pasajes y pasillos.

“La primera etapa abarca unos 4.000 metros cuadrados. Cuando llueva la gente ya no tendrá que caminar por el barro. Estas son obras muy importantes. Hacemos las mismas mejoras que en otros barrios”, contó Posse.

El secretario de Obras Públicas, Bernardo Landívar, completó que el total de los trabajos abarcan más de 6.000 metros cuadrados. “Primero trabajamos en el fresado y luego colocamos un encintado asfáltico entre 5 y 10 centímetros de espesor para que haya una perfecta circulación por todos los pasajes del barrio”, precisó el ingeniero Landívar.Posse indicó que estas tareas se realizan en simultáneo con la conexión de red cloacal (más de 2.160 metros aproximadamente) y colocación de luminarias.