La afamada comisaría de Billinghurst nuevamente fue allanada por los delitos que sus efectivos comenten. Esta vez Asuntos Internos de la Policía Bonaerense detuvo a su cúpula por extorsión a un comerciante de la zona.

El dueño de una gomería, a través de la aplicación para presentar denuncias del ministerio bonaerense de Seguridad, presentó su caso de extorsión: 200 mil pesos a cambio de no armarle una causa judicial.

Las conversaciones por whatsapp sirvieron de evidencia y encausaron la investigación. La Justicia determinó que el comerciante hiciera un pago de 50 mil pesos con billetes marcados, que por indicación de los policías se dio en la propia comisaria de Billinghurst.

Una vez que el gomero se retiró de la dependencia, Asuntos Internos allanó el lugar y el auto particular de un policía. Se encontraron dinero, joyas y armas con numeración limada.

Así se dio la detención y separación de la fuerza del subcomisario Luis Cicala, los oficiales subinspector Cristian Villaverde y Alfredo Pérez y el subteniente Juan Giannatasio. Este indicente, se suma a una lista de sucesos similares que se dan en la comisaría de Billinghurst.