El gobierno local de San Isidro decidió reducir las alícuotas en la tasa por Inspección de Comercio e Industria para las industrias y comercios radicados en su territorio.

Por otro lado, las oficinas comerciales que no sean sujetos pasivos de las tasas ambientales, podrán obtener un descuento del 25% sobre la tasa por Inspección de Comercio e Industria.

Además aquellas empresas que empleen un tercio o más de su personal con domicilio en el partido de San Isidro, obtendrán un descuento del 25% sobre la Tasa por Inspección de Comercios e Industrias.

Con esto, se busca fomentar el empleo de vecinos en las oficinas instaladas o para que se instalen en el futuro dentro de nuestro distrito.

Esto significa que para las oficinas que cumplan las dos condiciones, ambos beneficios pueden llegar a computarse, llegando así a un 50% de descuento sobre la referida Tasa.

Tendencia hacia el Triple Impacto

El Municipio prevé para el próximo año el envío de un paquete de estímulos fiscales para pequeñas y medianas empresas, oficinas y comercios para que adquieran hábitos de triple impacto.

El triple impacto radica en la generación de beneficios económicos, sociales y ambientales que la empresa debe generar en su actividad.

Se busca con este criterio que los agentes económicos, además de buscar el lucro, prioricen el cuidado del medio ambiente y adopten una responsabilidad social empresaria que la vincule con la comunidad.

Las empresas, a partir del año próximo, obtendrán un 25% o 50% de reducción en la Tasa por Inspección de Comercios e Industrias según el porcentaje de facturación que destinen a estos fines conjuntamente.

“Para el Municipio, en un país con déficit fiscal y alta presión tributaria, el desafío no debe ser otro que mejorar la eficiencia de la administración tributaria reduciendo al mismo tiempo la carga fiscal. Además, una administración tributaria eficiente permite introducir políticas tributarias progresivas y mejorar la redistribución del ingreso a nivel local”, explicó Juan José Miletta, responsable de la Agencia de Recaudación de San Isidro.

Y agregó: “Es decir que paguen más los contribuyentes que cuentan con mayores recursos. Con todas estas medidas San Isidro hace un esfuerzo desde lo local, para reducir la carga fiscal y contribuir a que haya más equidad tributaria en nuestro país”.

El año pasado se creó la Agencia de Recaudación de San Isidro, que contempló adicionalmente dos medidas importantes: la reducción de casi todas las alícuotas de la tasa de Comercio e Industria y un procedimiento fiscal más ágil, para fiscalizar más eficientemente a los grandes evasores.