El Municipio de San Isidro y el Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP) capacitan a empleados municipales para mejorar la atención al ciudadano.

El encuentro tuvo lugar ayer en el Centro Cívico Cultural Beccar.

“Buscamos perfeccionar nuestra condición de servidores públicos para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos. Con la Provincia llevamos adelante este programa en la que se capacitan diferentes áreas”, contó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Los temas tratados fueron atención al ciudadano, gestión telefónica y tratamiento de la queja.

Paula Blanco, coordinadora de este programa, sumó: “Participaron unos 40 empleados de Salud Pública, Delegaciones, Despacho y Legislación y Recursos Humanos, entre otras, Todas áreas que tiene contacto directo con el vecino”.

Tras finalizar la capacitación, Diego Sánchez, de la Dirección de Tránsito, opinó: “Es muy positivo este programa. En mi caso, estoy en el sector de otorgar licencias de conducir y esta capacitación suma para dar un mejor servicio”.