El Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM) ayer empezó a trabajar en la compactación de vehículos secuestrados en el ámbito de Tres de Febrero, donde hay 1945 vehículos en la puertas de las comisarías por orden judicial y bajo custodia policial.

A través de un trabajo en equipo entre Nación, Provincia y la Municipalidad, la Secretaría de Seguridad local está coordinando el retiro y compactación de todos los vehículos.

La iniciativa da respuesta a un histórico reclamo de la comunidad por el riesgo ambiental y contaminación visual de la chatarra en la vía pública.

Los trabajos comenzaron ayer por la tarde en la Comisaría 4ta de Villa Pineral y continuarán en las comisarías de Eufrasio Álvarez, Ciudadela y Ejército de los Andes.

En el resto de las dependencias policiales se trasladarán los vehículos a un predio ubicado en Pablo Podestá para su posterior compactación. Luego, se realizarán tareas de limpieza y recuperación del espacio público en las zonas afectadas.

“Es un día histórico para nosotros porque era un pedido que llevaba muchos años sin resolverse en Tres de Febrero”, expresó el intendente Valenzuela.

“El trabajo en equipo dio sus frutos y hoy comenzamos a retirar los vehículos que llevaban mucho tiempo acumulados en las veredas de las comisarías”, agregó. “Para que esto no vuelva a ocurrir presentamos un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante para que no haya más autos abandonados en las puertas de las comisarías”, completó el jefe comunal.