Pablo Ricardo Franco (65), un empleado municipal de San Martín, fue encontrado muerto en su casa de Felix Ballester 2538 de esta ciudad. Estaba atada de pies y manos; su domicilio totalmente revuelto y según fuentes policiales, la causa de muerte fue por asfixia.

Efectivos de la Comisaría 1era de San Martín descubrieron esta situación al llegar a la vivienda a raíz de un llamado del hermano de Franco, quien explicó que desde hacía varios días no sabía nada de él y que se había comunicado con la oficina en la que trabaja y le dijeron que tampoco había concurrido.

Los policías accedieron al pasillo del PH y luego observaron que la puerta de ingreso al departamento estaba entreabierta.

Apenas ingresaron, encontraron a Franco ya fallecido, tirado boca arriba en un pequeño hall de entrada, con sus manos y tobillos atados con una bufanda, aseguraron los investigadores.

Los médicos que observaron el cadáver determinaron que no presentaba heridas de bala ni lesiones de arma blanca y que, en principio, la causa de la muerte es asfixia. Por otra parte, a pesar de que todos los ambientes se hallaban revueltos, no se pudo determinar si existen faltantes.

Además, los investigadores no hallaron violencia en el acceso a la casa, por lo que sospechan que la víctima dejó ingresar a su agresor y que una vez dentro de la casa, lo atacó y lo mató.

En base a la declaración de familiares y testigos, Franco era homosexual y era habitual que concurriera a su casa con hombres que conocía ocasionalmente.

Los investigadores, bajo las órdenes de un fiscal de turno del departamento judicial de San Martín, procedieron al levantamiento de rastros en la escena del crimen e intentaban hallar cámaras de seguridad que pudieran haber captado el ingreso o la fuga del autor del crimen.

En tanto, fuentes de la Municipalidad de San Martín aseguraron que desde el Programa de Protección a las Víctimas ya se contactaron con la familia para brindarle asistencia.