Los ingresos de la provincia de Buenos Aires totalizaron durante junio 22.574 millones de pesos y se ubicaron 9% por encima de la meta proyectada. De esta forma, la recaudación propia creció 27,3% en comparación con el mismo mes de 2017.

El Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que aportó el 66,6% de los recursos totales de junio, generó 15038 millones, lo que representa una suba interanual del 19,3%.

Por las distintas plantas del Impuesto Inmobiliario se obtuvieron 3086 millones de pesos, que implican un incremento del 135,2% en comparación con el año pasado. Cabe recordar que en junio se produjeron vencimientos de cuotas tanto del Urbano como del Rural y Complementario.

El tributo de Sellos, por su parte, generó en junio 2238 millones de pesos, con un crecimiento de 30,1% en comparación con el año pasado.

Respecto de esa evolución, el director de ARBA, Gastón Fossati, explicó que “la dinámica registrada en los sectores automotriz, inmobiliario y agrícola, así como el consumo con tarjeta de crédito, influyeron de manera positiva en el desempeño del impuesto”.

Considerando los recursos obtenidos en el último mes, la recaudación propia de la provincia de Buenos Aires ascendió a $130.577 millones en el primer semestre de 2018, lo que representa un crecimiento interanual del 27,5% y un sobrecumplimiento del 5,7% respecto de la meta de ingresos proyectada.

Del total recaudado por ARBA en la primera mitad de este año, Ingresos Brutos aportó $85.717 millones, con un aumento de 22,7%; Inmobiliario sumó $13.665 millones, con una suba de 64,9%; Automotores alcanzó $13.031 millones, con un crecimiento de 19,7%; Embarcaciones totalizó $124 millones, con un avance de 0,0%; Sellos llegó a $12.284 millones, con un incremento de 28,3%; los planes de regularización generaron $5.424 millones, con una mejora del 57,1%; mientras que otros ingresos contribuyeron con $332 millones.