La actualización de los valores de las propiedades urbanas y rurales en la Provincia, que se hicieron el año pasado pero que empezaron a regir en 2018, quedaron en medio de una polémica entre sectores de la oposición, que piden al gobierno de María Eugenia Vidal que deje sin efecto la medida, y del oficialismo, que en las últimas horas salieron a defenderla.

La nueva disputa con eje en la política tributaria de Cambiemos se disparó cuando legisladores provinciales del Frente Renovador pidieron a Vidal que no aplique el revalúo, del que se desprenderán aumentos en el Impuesto Inmobiliario de entre el 40 y el 75 por ciento.

La actualización de los valores de las tierras urbanas y rurales bonaerense debe realizarse, según lo estipulado por la ley, cada diez años. El último se había realizado en 2005, por lo que Vidal en 2016 dispuso que se aplique un revalúo, que recién comenzará a impactar impositivamente este año.

En los primeros días del año, ni bien empezó a regir, desde el massismo pidieron que la aplicación del revalúo quede en suspenso.

“Solicitamos a la gobernadora revea su decisión y dé marcha atrás en la aplicación del revalúo inmobiliario, porque los bonaerenses no pueden seguir soportando estos aumentos”, expresó el presidente del bloque massista, Ruben Eslaiman.

Y agregó: “Esta medida afecta en forma directa el bolsillo de los bonaerenses, que ya viene siendo castigado con las desmesuradas subas en el transporte público, la nafta y el gasoil y los tarifazos en los servicios básicos de luz, agua y gas. Esto sumado a la imposibilidad del Gobierno en cumplir su meta inflacionaria, que provocó el aumento de los productos que componen la canasta básica familiar”.

El bloque Frente Renovador votó en contra los artículos que modifican la base de cálculo incrementando las valuaciones fiscales del impuesto inmobiliario durante el tratamiento de la Ley Fiscal Impositiva 2018 y anticipó el impacto negativo sobre los bonaerenses.

A su vez, Eslaiman resaltó: “Insistimos en este pedido por no haber sido suficiente nuestro voto negativo en el recinto para impedir que se apruebe la suba desmesurada del impuesto inmobiliario”.

La réplica que llegó desde Cambiemos

La réplica a esos planteos del massismo no tardó en llegar.

Ayer, el diputado de Cambiemos Marcelo Daletto, presidente de la Comisión de Presupuesto, les “recordó” a sus pares del Frente Renovador que la provincia redujo varias alícuotas impositivas para este año.

“Queremos recordarles que en los dos últimos meses el Poder Ejecutivo envió dos proyectos a la Legislatura, los cuales fueron tratados y aprobados y que contenían importantes bajas de impuestos como nunca se hicieron en la provincia de Buenos Aires”.

Daletto explicó que “el inmobiliario no aumenta, se actualiza su valuación”, y ejemplificó que “en el bolsillo de cada contribuyente, significa, por ejemplo, que un departamento de 50 m2 que pagaba al año 312 pesos, ahora va a pasar a pagar 450 pesos, es decir 129 pesos de aumento en el año, por mes es un aumento de 11 pesos”.

Además, el titular de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja provincial señaló que la Legislatura aprobó en la ley impositiva “bajas en las distintas categorías de Ingresos Brutos, con un costo fiscal de 10 mil millones de pesos” para la provincia.

En su réplica a los pedidos del massismo, Daletto explicó que “la construcción bajó del 4 al 3 por ciento; para el agro, por ejemplo, aquellos productores que facturan menos de 3 millones no pagan más Ingresos Brutos en la provincia”.