Anoche 7 detenidos escaparon después de romper la reja del techo de la Comisaria 2da de San Martín, ubicada en Villa Ballester. Uno de los prófugos es Carlos Emanuel Ortiz, acusado de ser el autor material del crimen del comerciante Eduardo Herrlein, un zapatero de 61 años ultimado durante un asalto ocurrido el 13 de junio en Villa Ballester Oeste.

Los demás fueron identificados como Emiliano Sánchez Acosta, detenido por robo; José Luis Fernández, por infringir la ley 23.737 de drogas; Oscar Sebastián Díaz, por robo reiterado; Pedro Alberto Sayes, por tentativa de robo y homicidio; Jesús Leandro López, por robo agravado; y Fabián Roberto Sorrentino, por infringir la ley de drogas.

En tanto, los tres recapturados son José Luis Fernández, Oscar Díaz y Emiliano Sánchez.

Es tan sospechosa la fuga de siete presos de la comisaría segunda de Villa Ballester, partido de San Martín, que apenas unas horas después la Auditoría General de Asuntos Internos relevó a la cúpula de la dependencia, concretamente a tres policías que trabajaban allí y habrían actuado, como mínimo, con negligencia.

El escape ocurrió cerca de las 22 del domingo, cuando siete de los doce presos que se hallaban alojados en una de las celdas rompieron la reja del techo de la comisaría ubicada en el boulevard Ballester al 100, pasaron a un colegio lindero y ganaron la calle.

Minutos después, dos de los delincuentes evadidos fueron recapturados mientras intentaban esconderse en el Instituto Ballester, ubicado justo detrás de la comisaría. Fue gracias a un operativo cerrojo de la Policía local.

A unas veinte cuadras del lugar, los efectivos detuvieron a un tercer delincuente.