La justicia penal de San Isidro imputó al cura Mario Koessler por abuso sexual agravado contra tres mujeres catequistas de 74, 62 y 39 años, en ataques que de acuerdo a la denuncia ocurrieron en el despacho del sacerdote en la Parroquia San José de San Isidro, entre finales de 2014 y agosto de 2015.

“Ya se cerró la etapa de investigación penal preparatoria y estoy trabajando para pedir al juez la elevación de la causa a juicio oral. El plazo para esa solicitud vence el próximo 28 de diciembre”, explicó Laura Zyseskind, a cargo de la Fiscalía de Violencia de Género de San Isidro, donde se radicó la denuncia.

Comunicado del Obispado de San Isidro

El obispado de San Isidro emitió un comunicado en el que aclara la situación del presbítero Mario Koessler:

29 de noviembre de 2017
Comunicado de prensa
Aclaración de la situación del sacerdote Mario Koessler
El 20 de septiembre de 2016, el obispo diocesano, monseñor Oscar Ojea, recibió denuncias sobre presuntas actitudes indebidas con personas adultas del presbítero Mario Koessler, por lo cual, inmediatamente decidió apartarlo de su oficio pastoral y comenzar el proceso de investigación canónica sobre los hechos y circunstancias denunciadas.
Se tomaron las medidas cautelares que prevé el Código de Derecho Canónico y que continúan vigentes.
Cabe destacar que las personas que se presentaron, concurrieron también a la Justicia ordinaria para denunciar al sacerdote, proceso que aún se encuentra vigente.
Se ha tomado conocimiento sobre el estado público que ha adquirido el proceso que lleva adelante la Fiscalía de Género del Departamento Judicial de San Isidro.
Es oportuno expresar que el Pbro. Mario Koesller se ha puesto a disposición de la Justicia, en todas las etapas procesales, y espera que la misma se expida sobre el caso.

Pbro. Máximo Jurcinovic vocero del obispado de San Isidro.