Independiente superó holgadamente humilde Central Ballester y lo derrotó con un humillante 8-0 en Formosa, por los 32avos de final de la Copa Argentina.

El conjunto que participa de la Primera D aspiraba a dar otra sorpresa en el certamen, pero en frente se encontró a un equipo que salió decidido a hacer valer su jerarquía.

Martín Benítez, justo en una semana en la que se habló de su posible salida del rojo, fue la gran figura del partido y marcó un triplete. Silvio Romero aportó un doblete, y los otros tres tantos fueron de Fernando Gaibor, Maximiliano Meza de penal y Carlos Benavídez.

Tan solo 16 minutos le bastaron al equipo de Ariel Holan para liquidar el juego con los tres primeros gritos.

Al menos el derrotado se dio el gusto de llegar en un par de ocasiones al área rival, y hasta de pegar un tiro en el palo, pero lo cierto es que en ningún momento estuvo a tiro del batacazo.