Con apenas 21 años Melisa Cánepa, de La Plata, tiene el deber y la responsabilidad de desempeñarse como oficial de la Policía Bonaerense en la jurisdicción de San Isidro. Hoy, en una humilde vivienda de Villa la Cava, Melisa vivió un momento que la dejará marcada para siempre: ofició de partera y ayudó a una mujer a dar a luz a su hijo.

En diálogo con eldia.com la joven agente contó que mientras cumplía con su servicio poco después de las 14hs. recibió un aviso de emergencia del 911 por una mujer que estaba por dar a luz.

“Cuando llegué estaba recostada en el piso, el cuerpito del chiquito ya estaba saliendo, y en medio del susto de ella y del papá la asistí hasta que nació el niño. Lo tuve en brazos hasta que llegó una médica y pudo darle mejor atención”, relató la joven.

Afortunadamente todo salió bien, aseguró Melisa. El chiquito se llama Juan Ignacio y según la médica goza de buena salud, lo que dejó a todos tranquilos.