La Procuración General de la Nación avaló el desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires, dos días después de que el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, anunciara que venderá las acciones que le quedan en la compañía.

El funcionario intenta desde 2010 abrir sus puertas en territorio bonaerense, aunque la última palabra la tiene la Corte Suprema de la Provincia que deberá expedirse sobre el tema.

El procurador interino, Eduardo Casal, dictaminó que uno de los artículos de la Ley de Farmacias que rige en la Provincia desde hace más de tres décadas es “inconstitucional” y de ese modo se abriría el espectro de las farmacias que pueden operar en el territorio.

La Ley provincial 10.606 establece que las farmacias son un “servicio de utilidad pública” y precisa en el artículo 14 que “se autorizará su instalación cuando la propiedad sea: de profesionales farmacéuticos con título habilitante; de Sociedades integradas totalmente por profesionales habilitados; de hospitales públicos dependientes de la Nación, Provincia o Municipios; y de las Obras Sociales, Entidades Mutualistas y/o Gremiales”. Es decir, la norma vigente no permite que sociedades anónimas como Farmacity ingresen a competir con las anteriores mencionadas.

El diputado provincial del Frente Renovador, Lisandro Bonelli, repudió el fallo que emitió el procurador de la Nación y afirmó que “una vez más, sin ponerse colorados, Mauricio Macri y Mario Quintana usan la política para hacer negocios”.

Bonelli, que impulsa un proyecto de ley en la Legislatura bonaerense para poner un freno a la cadena, consideró además que “el visto bueno de la Procuración evidencia una clara presión del vicejefe de Gabinete de la Nación y accionista de la empresa a la Corte Suprema de la Provincia que se debe expedir sobre el tema”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia, Isabel Reinoso, explicó: “Es un juicio que inició Quintana en 2012 y ha perdido en todas las instancias en la provincia de Buenos Aires. El año pasado cuando la empresa presentó una queja y pidió el expediente a La Plata, nosotros salimos a alertar que esto se estaba dando vuelta por la influencia del vicejefe de Gabinete de la Nación”.

“La Procuración le está dando indicaciones a la Corte. Es un avasallamiento a la independencia de poderes y a las Provincias que son las que tienen que resolver las cuestiones de salud. Y el acceso de medicamentos y la salud es un tema de salud pública”, finalizó Reinoso.