La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aseguró que “ya no hay impunidad y privilegios para nadie”, al referirse a la detención del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, y señaló que “ahora, los jueces saben que pueden hacer su trabajo sin sufrir aprietes ni presiones”.

“Ya no hay impunidad ni privilegios para nadie. Todos tenemos que responder por lo que hagamos. Todos somos iguales ante la ley”, afirmó Vidal en declaraciones a Canal 13, formuladas cuando se producía la entrega del ex ministro kichnerista en los Tribunales de Comodoro Py.

La mandataria bonaerense aseguró que el desafuero y la detención de De Vido “no tuvieron nada que ver” con el resultado favorable obtenido por Cambiemos en las elecciones legislativas celebradas el pasado domingo.

“Las pocas veces que yo he hablado con jueces fue para pedirles que avancemos con las investigaciones sobre el narcotráfico. Nunca los llamé por una causa de corrupción o denuncia sobre mi gobierno o gestiones anteriores”, remarcó la titular del Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires.

De Vido se entregó poco después de las 15 en el juzgado federal a cargo de Luis Rodríguez, donde se tramita la causa que lo investiga por presunta defraudación con fondos destinados a Yacimiento Carbonífero Río Turbio, donde había una orden de detención en su contra, sumada a otra por la causa a raíz de irregularidades y sobreprecios en la importación de gas licuado.

Previamente, y tras conocerse la noticia del desafuero de De Vido por parte de la Cámara de Diputados, cientos de personas se congregaron frente a la entrada del edificio donde posee un departamento el ex ministro de Planificación, a la espera de que efectivos de Gendarmería, en el marco de un operativo que fue desplegado en avenida Del Libertador al 2200, y Coronel Díaz, en el barrio porteño de Palermo, dieran con el diputado kirchnerista para proceder a su detención, aunque luego se entregó por voluntad propia.