El joven de 17 años, Bruno Di Sanzo alumno del Colegio Santa Teresa del Niño Jesús de Martínez, que viene de ganar una medalla de bronce en la Olimpiada Internacional de Matemáticas, se reunió con el intendente Gustavo Posse.

Di Sanzo integró el equipo argentino que participó en el certamen realizado Cluj Napoca, Rumania; comentó: “la verdad que viví una experiencia inolvidable. Traer una medalla es algo que siempre soñé desde chico y haberlo logrado en un certamen tan importante, donde participaron más 600 jóvenes de cien países, es increíble”.

Cabe recordar que en 2017, el estudiante consiguió una mención honorífica en la Olimpíada Internacional de Matemáticas que se disputó en Río de Janeiro, Brasil y en 2012 se coronó campeón nacional con tan solo 11 años.

“Ahora hay que enfocarse en seguir entrenando para poder clasificar para la olimpíada del año que viene que se realizará en Bath, Inglaterra. Tenemos un equipo renovado con el cual espero que nos vaya mejor que este año y sea lo mejor para la Argentina”, completó Di Sanzo.

“Los resultados que obtuvo la delegación argentina en esta competición mundial dan un orgullo enorme. Como sanisidrenses, nuestra alegría es aún mayor al tener como representante a Bruno, quien todos los años se destaca y se supera en las competiciones”, expresó Posse.

Una de las mejores participaciones de la Argentina

El equipo argentino se hizo acreedor de cuatro medallas de bronce: Mateo Carranza Vélez, Emiliano Liwski y Carlos Soto– y una de plata, obtenida por Julián Masliah. Los resultados ubican al país en el puesto 39º.

En cuanto a la sumatoria general del equipo, Argentina volvió a cosechar cinco medallas luego de 16 años y con 115 puntos en total obtuvo el mejor puntaje desde 1995. Estados Unidos, Rusia un escalón por debajo y China, protagonizaron el podio de una prueba donde los países asiáticos son mayoría entre los diez mejores.