Sin dar mayores detalles, el gobierno local decidió cerrar el Instituto Municipal de Formación Docente de Caseros, conocido como Capacyt, y dejar cesante a todo su personal docente y administrativo e interrumpir los estudios de unos 200 alumnos.

La medida se anunció el 21 de diciembre y motivó por parte de los trabajadores del Capacyt la convocatoria a una asamblea y movilizaciones por el centro de Caseros, como ocurrió esta mañana.

El Instituto Municipal de Formación Docente de Caseros ofrecía recibirse como maestro o profesor de algunas especialidades y daba complementación docente para los niveles inicial, primario y secundario.

Aparentemente, el principal motivo por el cual se decidió cerrar el Capacyt es que la provincia no subvencionará el funcionamiento y por su parte, la gestión Valenzuela, tampoco financiaría el instituto que cuenta con 80 docentes.